Manual de instrucciones

Milan Kundera, en La insoportable levedad del ser, describe una escena en la que un senador norteamericano se desplaza en su automóvil hacia un parque. En el asiento trasero del coche se apretujan sus cuatro niños. Cuando llegan al parque, los niños bajan del coche y se alejan corriendo. El senador le dice a su acompañante: “Mírelos; a esto lo llamo la felicidad”. Se pregunta Kundera: “¿Cómo sabía aquel senador que los niños son la felicidad? ¿Acaso podía ver sus almas? ¿Y si en el momento en que desaparecieran de su vista, tres de ellos se lanzaran sobre el cuarto …SEGUIR LEYENDO…

Via:: http://www.eldiario.es/zonacritica/Manual-instrucciones_6_726587336.html

      

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

A %d blogueros les gusta esto: