La espada de 'Nogalious' aviva la escena del videojuego retro andaluz

Nogalious está cada vez más cerca de rescatar a su hija Marieta de las garras de la malvada Dharama. Y es que será en menos de un mes cuando el videojuego Nogalious, del estudio granadino LUEGOLU3GO, vea la luz. Para ir abriendo el apetito, los desarrolladores han lanzado una demo, en la que algunos ya han demostrado su habilidad extrema, superándola en escasos minutos y sin agotar ni una sola vida.

El juego es altamente adictivo. Aquí no hay paisajes embriagadores como los de Assassin´s Creed, sino sencillos gráficos de 8 bits (pixelart) y una compleja mecánica de juego, que te obliga a ‘pillarle el truco’ a cada escenario. Como explica su desarrollador, Rafa Ruiz, “hay varios tipos de ‘game play’ en el juego, para romper esa monotonía que podría surgir de un juego en el que todas las pantallas se basasen en el mismo sistema”.

En esta primera demo, Nogalious se enfrenta a todo tipo de obstáculos en las distintas fases del juego: desde flechas envenenadas a muertos vivientes, pasando por cuervos hitchcocknianos o trampas mortales. Blandiendo su espada, Nogalious se enfrenta a la magia negra y los monstruos más temibles en varias fases: el pueblo, el cementerio, el castillo, la mazmorra o la torre, mientras suena la trepidante música compuesta por Gryzor87, compañero de faenas de otro afamado desarrollador de juegos andaluz, Locomalito (Maldita Castilla o Hydorah)

Cada mundo tiene sus propias reglas y el juego está lleno de guiños a los jugadores más espabilados, “con pantallas interconectadas en vertical y horizontal, grutas secretas, zonas ocultas y guardianes de zonas. En unas habrá que conseguir la llave, en otras buscar un camino seguro y obtener información de cara a la confrontación con el jefe de mundo o encontrar la la mayor cantidad de pertrechos para derrotar al enemigo. Todo está hecho con la intención de que no resulte monótono”.

Todas estas historias están inspiradas en los juegos de plataformas de los años 80, como Abu Simbel Profanations, Livingston, supongo y aquellos juegos de 8 bits de Amstrad, Commodore, Spectrum ante los que los niños de entonces pasaban horas pegados a sus joysticks. Ahora aquellos niños son adultos de 30 y 40 años, que desarrollan juegos y los compran. Es la industria de la nostalgia a la que apelan sin complejo productos de aire retro como el propio Nogalious o la serie Stranger Things, donde apuntan sin ningún tipo de disimulo a la cultura y las referencias ochenteras. Como las propias consolas recreativas.

Raúl Nogales, el CEO de LUEGOLU3GO STUDIOS, cree que “lo más atractivo que tiene el juego es que es muy adictivo, engancha muchísimo y quieres estar pasando pantallas constantemente. Lo más complejo ha sido ligar diseño de muy alta calidad, una buena música, desarrollo de pantalla y el equilibrio con la historia”.

Nogalious forma parte de una trilogía (Mirilla será el segundo título y Dragorieta, el tercero) y ha contado con Alfonso Azpiri, un ilustrador que dibujó algunas de las portadas de videojuegos y tebeos más míticas de la década de los 80. Con Azpiri en el equipo, Nogales asegura haber cumplido “un sueño, ya que llevo toda la vida ligado a los ordenadores y disfrutaba de niño con las portadas que hacía en los años 80. Cuando lancé mi estudio en 2016, tenía muy claro que quería contar con los mejores”. Entre ellos, se encuentran el músico Gryzor87 (compañero de fatigas de Locomalito en exitazos como Maldita Castilla o Hydorah), la la ilustradora Paulina Cantú, el desarrollador Rafa Ruiz o el diseñador Iván Romero.

Via:: http://www.eldiario.es/andalucia/lacajanegra/espada-Nogalious-escena-videojuego-andaluz_0_739476682.html

      

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

A %d blogueros les gusta esto: