Segundo ministro de Interior que dimite en Eslovaquia por el caso del periodista asesinado

El ministro de Interior de Eslovaquia, Tomas Drucker, ha anunciado este lunes su dimisión –solo tres semanas después de asumir el cargo–, en medio de nuevas protestas sociales tras el asesinato hace dos meses de un periodista de investigación, según ha informado la cadena TA3.

La dimisión de Drucker parece estar relacionada con la creciente presión ciudadana, que este domingo salió de nuevo a las calles de Bratislava para exigir la destitución del jefe de Policía, Tibor Gaspar.

La plataforma cívica “Por una Eslovaquia decente” pide una investigación imparcial del asesinato a finales de febrero del periodista Jan Kuciak, quien investigaba sobre la mafia italiana y sus supuestos vínculos con el poder en el país centroeuropeo.

Drucker no considera que la destitución de Gaspar sea “adecuada y justa”, a pesar de que es una de las reivindicaciones de las protestas por la muerte de Kuciak y su novia, Martina Kusnirova, un asesinato que sigue sin resolverse.

“No tengo derecho a permanecer en el cargo de ministro”, ha declarado Drucker, que había aceptado el nombramiento para tratar de recuperar la confianza de la ciudadanía en las instituciones gubernamentales.

Más de 35.000 personas se manifestaron el domingo en el centro de Bratislava pidiendo la salida de Gaspar y del fiscal especial Dusan Kovacik, así como elecciones anticipadas.

Drucker, que antes había liderado la cartera de Sanidad, aceptó el puesto en un momento de crisis gubernamental sin precedentes.

Las turbulencias sociales por el caso Kuciak tumbaron al Ejecutivo de coalición del socialdemócrata Robert Fico, que acumulaba diez años al frente del Gobierno.

Antes incluso de que Fico dimitiera, ya había abandonado el puesto de ministro de Interior Robert Kalinak, a quien sus rivales políticos achacaban vínculos con el hampa y que había sido denunciado por la Fiscalía por bloquear investigaciones policiales contra la corrupción.

Posteriormente, el sustituto de Fico, Peter Pellegrini, presentó una remodelación que fue rechazada por el jefe de Estado, Andrej Kiska, hasta que encontró en Drucker un candidato aceptable para dirigir Interior.

La salida de Drucker abre, por tanto, nuevas incertidumbres sobre la situación política del país.

Via:: https://www.eldiario.es/internacional/Segundo-Interior-Eslovaquia-periodista-asesinado_0_761524488.html

      

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*