Lágrimas de sangre

El presente texto es una mera reflexión acerca de mi visión sobre todo aquello que nos rodea tanto a nivel político como social y con lo me siento en un profundo e intenso desacuerdo que me lleva hoy a escribir dicho texto.

Vivimos en un mundo donde a día de hoy podemos afirmar sufrimos una de las crisis más importantes tanto a nivel estatal como global. En el presente artículo no es mi intención mostrar cada una de esas situaciones en las que podríamos considerar que existe una explotación por parte de los poderes públicos frente al ciudadano, sino (algo que aún me preocupa más) la reacción de toda aquella persona que se encuentra sumergida en este tétrico juego. Todos aquellos que formamos el grueso gordo que de alguna manera pudiera impulsar cualquier tipo de cambio social, está a mi juicio dormido. Si, es cierto, hay una minoría que sigue en las calles, que sigue en la lucha, que sigue queriendo ser participe y no testigo. Pero, sinceramente me apena, y cada vez más, la sordera social sobre en todo en la juventud de hoy en día. Actualmente existen a mi juicio unos medios de manipulación social que si pudiésemos considerar de terrorismo algún tipo de acto serían los emprendidos por estos. Anuncios de televisión que fomentan la anorexia, a la mujer como un mero objeto, hombres que deben usar un determinado perfume y coche y que de alguna manera debe seguir siendo quien ostente un papel dominante, hábitos alimenticios (a favor de industrias cárnicas ), electrodomésticos ( teléfonos, pantallas de televisión…) que hacen del consumidor un ser infeliz a la par que inferior si no consume .Ropa, más y más ropa, música estúpida sonando en todas partes, intereses y plazos fijos, inmobiliarias en la banca haciéndote creer que de nuevo es el momento de tener ese techo ( techo que le han robado unos pobres trabajadores que al igual que tu hoy, ellos en su día sufrieron engaño, abuso y mala fe; pero no importa, hoy puedes comprar tu la que fue su casa, y eso es increíblemente estupendo para este monstruo capitalista tan bien diseñado), aplicaciones, más aplicaciones, gente borracha por norma general todos los fines de semana,adolescentes en la misma situación … todo es un circulo de consumo que aleja al individuo de la verdadera esencia vital y de la realidad y vida que le está siendo robada a cambio de adormecerlo.

Un día paseaba con mi padre por uno del que fue mi antiguo colegio, me paró y me dijo:

-¿ Sabes hijx ? aunque ellos no le sepan, la vida de estos niñxs ya está condicionada. Sentí una profunda y helada tristeza.

El sistema educativo que tenemos hoy día no considero que esté pensado para hacer del alumnado una persona con capacidad crítica, con capacidad para evolucionar y lo que considero aún más importante con capacidad para ayudarnos unos a otros. Básicamente lo resumiría en dos: por un lado; hacer del individuo un ser con capacidad memoristica, poco reflexiva y fielmente amoldada a un sistema de clases. por otro; competitividad. Todo tiene una nota, un valor. No enseñamos a nuestros jóvenes a desarrollar su capacidad laboral; a plantearse sinceramente que le gustaría poder aportar a la sociedad el día de mañana. Todo está estructurado en notas de corte en puntuaciones, si no pasas esta primera nota jamás podrás ser aquello otro. Aquello otro que quizás ignoras que te repudiará el día de mañana, pero a día de hoy aún no puedes saberlo.

A medida que sigue creciendo todo este monstruo perfectamente diseñado para que unos alcancen y otros no, para que consumas( como nueva forma de drogarse) como anteriormente he dicho y para finalmente propiciar una serie de desigualdades sociales previstas en el desarrollo de este prodigio capitalista.

Y finalmente … ¿ que ocurre?

NADA. No ocurre absolutamente nada, no puedes hacer frente a una serie de necesidades primarias en tu vida, pero ha perdido tu equipo de fútbol. Llevas años pagando una carrera y un máster y ahora resulta que los regalan, pero NADA. Menos plazas y becas universitarias. Impuestos, impuestos que desconocías.Tasas, tasas que desconocías. Eternas listas de espera en la sanidad pública, niños muriendo en la orilla del mar, Inmigrantes asesinados por los propios sistemas de seguridad estatales, monarquías impuestas, mujeres con salarios más bajos, maltratadas y violadas,armarios repletos de la misma mierda que hay perchada.Estereotipos de vida haciéndose públicos en redes sociales. Culto al cuerpo como nueva forma de vida saludable, cócteles los sábados, paseos por la playa que sin más remedio debes hacérnoslos saber a todos, lo que regalas, lo que te regalan, lo que compras, tu nueva pareja, tu estado porque esta última se fue, tu desayuno, tu comida, tu cena, tu libro, tu coche, tu último festival, el próximo, tu a las 13:20 en el sofá…

Me gustaría poder concluir todo lo anteriormente expuesto diciendo que tengo una pequeña esperanza en que caerán finalmente las vendas de los ojos, que el miedo va a cambiar de bando, que la indiferencia se convertirá en odio, que seremos personas mas críticas con la publicidad consumista, que demandaremos más aquellos derechos que por ley nos pertenecen, el aura de amnesia que se respira será ventilada por jóvenes cultos que renunciarán a ofrecer la publicidad de su patética vida en un móvil y lucharan por todos aquellos que día tras día pierden la vida,por sociedades igualitarias a nivel de oportunidades y finalmente por el fomento de valores sin más calificativos que de humanos.

La situación es bastante Kafkiana. ¿verdad?

Que todos y todas se enteren.. comparte!!

La entrada Lágrimas de sangre se publicó primero en La Traka. Tu sitio de contrainformación.

Via:: https://latraka.es/lagrimas-de-sangre/

      

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*