¿Existen cuevas en España parecidas a la de los niños atrapados en Tailandia?

20MINUTOS.ES

  • La radiactividad o los niveles de oxígeno son factores que hacen variar el índice de peligrosidad
  • La cueva de los niños atrapados en Tailandia se convertirá en un “museo viviente”

Mientras los afectados celebran el final feliz, lo acontecido en Tailandia tras quedar atrapados 12 niños del equipo de fútbol Mu Pa (Jabalíes Salvajes) y su entrenador en la cueva de Tham Luang puede colocar sobre la mesa cuestiones como la de la seguridad de este tipo de emplazamientos turísticos. Sin embargo, no hay que olvidar que el suceso tuvo lugar por el incumplimiento de una norma: a las puertas de la cueva un cartel indica que está prohibido entrar en temporada de lluvias, como lo era entonces. Según la información posterior, la decisión de cobijarse dentro fue tomada al ser sorprendidos por una tormenta durante una excursión, por lo cual los jóvenes se vieron obligados a refugiarse en el interior y al crecer el nivel del agua ya no pudieron salir.

En España existen numerosas cuevas turísticas de una belleza singular, como las Cuevas del Drach, en Mallorca, las grutas de San José, en Valencia o la Gruta de las Maravillas, en Huelva. Estos lugares son estudiados, revisados y señalizados debidamente para asegurar que los visitantes no puedan correr riesgos, por lo que no deberían suponer un peligro si se siguen las pautas y normas de seguridad establecidas.

Sin embargo, también es posible encontrar otras concavidades a las que el acceso está más restringido por su alto índice de peligrosidad:

Cueva de Torca del Cerro (Asturias)

Con una oquedad de más de un kilómetro y medio, esta cueva ubicada en Cabrales es una de las más profundas de España. Hace tres años, cuatro espeleólogos españoles iniciaron el descenso para llegar a su base, pero decidieron retomar el ascenso a los 750 metros, debido al agua y a la complejidad de la tarea.

Sima CJ-3 (Soria)

Mucho menos profunda es esta cueva, con 50 metros, sin embargo, el riesgo que entraña es invisible y por lo tanto más peligroso: sin aparente explicación, de repente hace dos años se hizo hipóxica, es decir, se quedó sin oxígeno, y todavía se están estudiando las posibles causas.

Sima de Alhama (Murcia)

También catalogada como arriesgada por sus niveles bajos de oxígeno, esta sima, conocida coloquialmente como “del vapor” es una de las más cuevas conocidas más calientes del mundo. Se encuentra sobre la falla que provocó el terremoto en la localidad de Lorca, por lo que también fue explorada por profesionales con el fin investigar la relación entre la liberación de CO2 y las actividades sísmicas.

Cueva del Castañar de Ibor (Extremadura)

Fue descubierta casualmente hace apenas 50 años por un agricultor y declarada Monumento Natural en 1997. La peculiaridad de este lugar son que la concentración de gas radón supera los máximos establecidos por la Unión Europea y también la extrema fragilidad de su ecosistema, por lo que ha sido abierta y cerrada al público en varias ocasiones. Actualmente es posible explorarla pero existe un estricto régimen de visitas que duran menos de una hora.

Cueva del Agua (Cartagena)

En Isla Plana se encuentra una cavidad de 21 metros de profundidad repartidos en forma de laberinto y a lo largo de los que aumenta la temperatura conforme disminuye la proximidad al fondo. Aunque se puede practicar buceo, está solo reservado a profesionales de este deporte debido a su alta peligrosidad, ya que, pese a su experiencia, la cueva ya se ha cobrado la vida de tres personas.

Via:: https://www.20minutos.es/noticia/3393413/0/tailandia-espana-cuevas-turismo/

      

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*