Decidido, la socialdemocracia independentista vasca, catalana y galega irán juntas a las elecciones europeas

Lo venían estudiando desde un tiempo atrás y ya se han decidido. El reformismo vasco (EH Bildu), catalán (ERC) y galego (BNG) irán juntos a las elecciones al parlamento europeo. Según han informado, las tres formaciones han conseguido casi el respaldo unánime de sus bases.

Dicen también que la formula aprobada para concurrir en las europeas se llevará a cabo para aunar esfuerzos y ser una voz con más volumen de los pueblos del Estado español en Europa.

Ojalá fuese así pero, ¿acaso puede serlo? Más que les pese, seguirán siendo un grano de arena en un enorme desierto en el que no podrán incidir, ni en el cambio de una coma siquiera, en el reaccionario acontecer de la Unión Europea. Ejemplos existen por doquier para afirmarlo.

Hace poco tiempo los griegos no fueron capaces de imponer sus legítimas pretensiones; los mandamases de la Unión Europea (el gran capital) hicieron con ellos lo que les dio la gana. Y estamos hablando de todo un Gobierno (el griego). Imagínense que capacidad de cambio real pueden tener para sus respectivos pueblos EH Bildu, ERC y BNG por muy unidos y voluntariosos que vayan.

Además, participar en la “orgía de la democracia europea” cuando en más de una ocasión se ha abogado por abandonarla es un contrasentido. Argumentar la participación en ella con la intención de cambiarla desde dentro, cuando cualquiera sabe que no existe tal posibilidad, es sencillamente mentir descaradamente.

La única ventaja que tiene el colocar unas pocas personas en el parlamento europeo es la económica. Efectivamente, desde ese punto de vista salen ganando. Pero ganan las empresas privadas altamente subvencionadas con el dinero público, llamadas partidos políticos, no los pueblos y las personas que dicen representar. Y es que el dinero público corre a raudales hacia las arcas de dichas empresas, según los escaños que se obtengan.

Llama mucho la atención cómo últimamente la Izquierda Abertzale, integrada en EH Bildu, se lleva tan bien con ERC. Y llama la atención porque normalmente la relación más fluida la llevaban a cabo con la CUP (Arnaldo Otegi llegó a pedir el voto para ellas en algunas elecciones). No es que se llevaran mal con ERC pero, insistimos, por cuestiones ideológicas se llevaba mejor con la formación anticapitalista (el partido de junqueras es procapitalista). Sin embargo va a Europa con ERC y BNG, ambos muy parecidos ideológicamente.

Y además la Izquierda Abertzale no puede decir que no va con la CUP porque esta formación no se presenta a las europeas. Y es que a la CUP la vetó ERC bastante antes de que los cupaires decidieran no participar en las elecciones (lo decidió ayer, para ser más exacto). Entre otras cosas, esto dijeron: “el proyecto político de la CUP no tiene cabida dentro de las instituciones europeas, máximas representantes del capitalismo, el imperialismo, el racismo institucional y la militarización de las sociedades”.

Se queja la Izquierda Abertzale de que se les califique de socialdemócratas, cuando actualmente no son otra cosa. No hay que ser muy inteligente para saber qué es ERC y el papel tan nefasto que está desempeñando en su muy cuestionable intento de alcanzar la República catalana. Han hecho y dicho de todo. En los últimos días, incluso, hasta desaprobar la huelga de hambre de sus compañeros. Eso sí, faltaría más, dicen que respetan su decisión.

Lo dicho, ya puede temblar Europa, la socialdemocracia vasca, catalana y galega se han unido para participar en la “orgía de la democracia europea”.

Via:: http://insurgente.org/decidido-la-socialdemocracia-independentista-vasca-catalana-y-galega-iran-juntas-a-las-elecciones-europeas/

      

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*